Instituto PolitÉcnico Nacional "La Técnica al Servicio de la Patria"


  
IPNGOB.MX

<Volver a Inicio​​

CINECLUB IPN /// OCTUBRE 2017

Revolución soviética

De todas las artes, el cine es, para nosotros, la más importante. Lenin en pleno discurso de 1922

El cine, ese espejo cóncavo del tiempo, en sus orígenes se nutrió directamente de su circunstancia (tuvieron que llegar las vanguardias para rebelar revelando otro carácter de lo cinematográfico), y a través de ella, de la Historia, nos devolvió retratos descarnados de la guerra en Cuba de 1898, de la Revolución mexicana, de la Gran Guerra y, por supuesto, de las revoluciones rusas, la de 1905, y la soviética, de 1917.

Todos esos episodios belicosos llegaron a las cámaras por obligación moral de los operadores que decidieron escribir con sus ojos los días aciagos de triunfos y derrotas que los abrazaban, sí para consumo informativo de un público inmediato, pero también para una posteridad imaginada, el cine muy pronto fue consciente de su trascendencia documental.

No tardó la industria cinematográfica en querer darle forma a la Historia que lo contenía −y con razón−. Ya en la antigua Rusia, luego de amainar los días que estremecieron al mundo, Vladimir Ilich Uliánov hizo glorificar al cine hasta el orden de lo evangélico, apoyado por el estado bolchevique que veía en lo fílmico (y en lo radiofónico) la herramienta ideal para darle el esplendor que necesitaba a la revolución proletaria, analfabeta por tradición.

Por primera vez en la historia, un régimen gubernamental producía las películas que daba a consumir al pueblo-espectador; el cine, lúcidamente, se politizaba. Nacía la industria que enfrentaría a Hollywood desde el Europa  −y ese era uno de sus primeros objetivos−, nacía una joven estética, social y realista, que tenía la exigencia de estar a la altura de la revolución que la encumbraba: formalmente ser un experimento que excitara los ánimos en la búsqueda constante de un tono, de una expresión de un nuevo sentimiento patriótico; sustancialmente estar al servicio del gran público a partir de mensajes precisos sobre ese mismo sentimiento.

Lo que haremos de este ciclo será un repaso calificativo de aquel proceso revolucionario en el cine, que no pudo ser exclusivo (y/o elusivo) de los soviéticos. Se revisan, por ende, filmes historicistas clásicos –y uno, el de Vertov, vanguardista a ultranza− que en Lenin llevan ya la penitencia, al mismo tiempo que se exhiben los caballitos de batalla de Eisenstein con ánimos de volverlas a visitar a la luz del centenario olvidado por Putin y compañía; se revisan, también buscando nuevas preguntas, el sesudo análisis que hace Marker del cine bolchevique, la hermosa versión subversiva de aquellos debates con que Mikhalkov deslumbró en 1976, y, de Fedorchenko, la muy reciente y enorme parodia complementaria del tren cultural de aquella revolución que añoraba un futuro inmenso y radical. 

<Volver a Inicio​​

Sitios de interés

Síguenos a través de nuestros medios sociales

Instituto PolitÉcnico Nacional

D.R. Instituto Politécnico Nacional (IPN), Av. Luis Enrique Erro S/N, Unidad Profesional Adolfo López Mateos, Zacatenco, Delegación Gustavo A. Madero, C.P. 07738, México, Ciudad de México.
Esta página es una obra intelectual protegida por la Ley Federal del Derecho de Autor, puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; su uso para otros fines, requiere autorización previa y por escrito del Director General del Instituto.

¿Qué es gob.mx?

Es el portal único de trámites, información y participación ciudadana. Leer más

Contacto

Mesa de ayuda: dudas e información
gobmx@funcionpublica.gob.mx

Denuncia contra servidores públicos

Suscríbete
Síguenos en
Página de inicio, Gobierno de México